Bitácora de la Tertulia #2: El día después

Todos sabemos que lo difícil no es arrancar, sino seguir. (Pero es más difícil aún cuando hay un cliché de por medio).

La segunda tertulia fue el 21 de enero en el McCafé de la Orellana, otra vez. Por suerte, esta vez contamos con nuevos miembros; algunos, viejos amigos; otros, viejos conocidos; y todos, grandes contertulios. Gracias por ir y por su entusiasmo.

Esta vez, mis notas fueron aún más escuetas que en la primera tertulia, y lo que está escrito en el bloc se limita a esta frase: “Hablamos de las milicias en la ciencia ficción”. Frase breve como el lapso entre el disparo y el golpe. Frase potente como una bala. Y otras metáforas baratas de patética autoalabanza.

Contertulios:

  1. Fernando Naranjo
  2. J.D. Santibáñez
  3. Diana Pacheco
  4. Olga Lagoutenko
  5. Rubén Pacheco
  6. César Ponce
  7. Rafael Balda
  8. Daniel Llanos
  9. Álvaro González (que vive en España pero en su visita a Ecuador no podía dejar de asistir a este magno evento)
  10. Tina Zerega
  11. Natalia Bonavia
  12. Daniel Nogales
  13. Amado Morán
  14. Pedro Mármol
  15. Alex Dumani
  16. y ésta, su humilde relatora, Denise Nader

Si están leyendo esto y estuvieron en la Tertulia #2 y no constan en el listado de los asistentes, me disculpo y les ruego me avisen en los comentarios para poder incluirlos. Pero ya saben, avisen con cariño o los borro. ¿Para qué sirve tener un espacio y una audiencia si no vamos a ser dictócratas?

Creo que, en algún momento, la conversación derivó en invasión zombie, es decir, invasión del planeta por zombies. No sé si del espacio o de otra dimensión. Olga Lagoutenko, la mamá de Diana Pacheco, es rusa, por lo que nos puso al día con una que otra obra de factura soviética.

Luego de esta tertulia, decidimos buscar un lugar más tranquilo para la próxima reunión, pues si bien en el McCafé estamos en una terraza y podemos tomar café (no subestimemos este importantísimo detalle) y comer y fumar, no conseguimos escucharnos ni acercarnos.

Distancias galácticas nos separan: las mesas son fijas.

Como nota al margen (que escribo aquí porque en los blogs no hay márgenes), Alvarete me comentó a la salida que Rafael Balda había llegado con un libro de Roberto Follari y Tina Zerega lo reconoció (al libro) (porque a Follari ya lo había conocido en los dos seminarios que estuvo con él) (NERD), en Twitter comentamos este suceso bajo el HT #fuckingnerds. Las tertulias generan este tipo de pasiones.

Amado y Álex parecen mellizos. ¿Pero cuál es el mellizo malo?
Anuncios

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s