Convocatoria Tertulia #18: ¿Es real la realidad?

Queridos tertulianos: triunfó en la mini encuesta el motivo propuesto por Daniela Anchundia:

«Hablemos de cuando no se puede establecer una delimitación clara entre lo real y lo irreal (Matrix, Totall Recall, Abre los ojos, Freddy Krueger) o pensando en Breaking Bad y va de la mano, la idea de estar “despierto”.»

Hay allí dos temas que me apasionan: ¿es real la realidad? y Breaking Bad.

Freddy Krueger me da terror, así que no hablaré de él.

¿Qué es real? Freddy Krueger no lo es.

¿Cómo podemos saber que algo es real? ¿O que el mundo es real? ¿O que nosotros somos reales? Freddy Krueger no lo sabe.

Aunque TvTropes presenta una extensa lista de ejemplos de “Inside a Computer System”, la fuente ficcional que trata este tema con superior e incuestionable perfección estética y narrativa es The Matrix, vigente desde hace 14 años. Mejor que Tron. Mejor que Automan.

“Esta cuchara perteneció a Abdalá.”

«Let me tell you why you’re here. You’re here because you know something. What you know, you can’t explain. But you feel it. You felt it your entire life. That there’s something wrong with the world. You don’t know what it is, but it’s there. Like a splinter in your mind – driving you mad. It is this feeling that has brought you to me. Do you know what I’m talking about?»

Hace poco leí un cuento maravilloso de Ken Liu: Staying Behind (Quedarse atrás). La singularidad tecnológica llega y el mundo entero decide transferir su conciencia a las máquinas para vivir eternamente, a lo Ray Kurtzweil. Solo unos pocos se quedan… ¿Y qué sucede? Lo que sucede con uno mientras lee, es que no para de hacerse preguntas. ¿Si nuestra mente sigue siendo exactamente la misma pero en otro lado, es real esa nueva realidad o no? ¿Sería igual que viajar a un país distinto? ¿Si no sabemos que estamos en un espacio virtual, es real lo que nos pasa o no? El cuento mismo parecía una singularidad narrativa por la asombrosa cantidad de información contenida en apenas ocho páginas.

Y si no es, te cortan en dos con el Bat'leth.
Y si no es, te cortan en dos con el Bat’leth.

Alguien está volando sobre el nido del cucú mientras tipea esto. Y no es precisamente Freddy Krueger.

Adolfo Bioy Casares y La Invención de Morel nos invitan esta noche a una migraña literaria. Por cierto, Lost me recordó mucho a esa magistral noveleta de Bioy Casares. Grabaciones, limbos, proyecciones, spoilers… LO SIENTO. A partir de los dos años de haber concluido una serie, ya no se puede hablar de spoilers.

Fuera del paradigma tecnológico, ya desde los tiempos de Shakespeare se baraja la hipótesis de que la vida es un sueño. ¿Cómo podemos saber que estamos despiertos? Morir… dormir. Dormir… tal vez soñar… que vimos a un Klingon recitar el monólogo de Hamlet.

Desde la perspectiva racionalista cartesiana, lo único que nos permite aseverar que existimos es el hecho mismo de hacernos la pregunta. Por eso, “Pienso, luego existo”. Alguien piensa, o algo piensa. ¿Pensamos nosotros o somos pensados? Y eso es todo lo que hablaré de Descartes. Y de Freddy Krueger.

Finalmente, la filosofía y la ciencia se unen en un experimento mental para advertirnos que quizá el universo entero es una simulación computarizada y aventurar el posible testeo de la idea… En caso de que esta hipótesis resulte cierta, muchas de nuestras actividades e industrias (por no decir todas), creo yo, se verían afectadas; entre esas, la venta de alcohol y drogas psicotrópicas, la entrega a domicilio de la dieta zona, el SRI, las peluquerías de mascotas. ¿Qué sentido tiene bañar a tu shitzu, pedir una factura con datos y entregársela posteriormente al contador si el mundo entero ha sido desde siempre una ilusión digital?

Gracias, vida académica, gracias físicos y filósofos.

Si mi cerebro se funde con estas ideas y no llego el sábado a LibroAbierto, tumben la puerta y hagan la Tertulia a la fuerza. La lucha ha terminado. Nos hemos vencido a nosotros mismos definitivamente. Amamos al Gran Tertuliano.

Coordenadas ergo sum

Cuándo: El sábado 28 de septiembre a las 17h00.
Dónde: En nuestro nuevo hogar, Estación LibroAbierto: Malecón de Entre Ríos, mz. H #17, entrada lateral, frente al edificio Relax. Les dejo aquí un mapa, para los que saben ubicarse con tales artilugios.
Quiénes: Los que existen.
Por qué: Para vencer al solipsismo.

Live long and prosper!

Anuncios

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s