Convocatoria Tertulia #20: Niños Perdidos, Niños del Maíz

Queridos tertulianos: año nuevo, vida nueva.

Y hablando de vidas nuevas (qué barato el recurso, pero es todo lo que puedo ofrecer)… la Tertulia #20 se encargará de esos primeros años de nuestra caminata en el suelo terráqueo.

La Metrovía según Miyazaki.
La Metrovía según Miyazaki.

Cuando éramos chicos, un primo mío tenía terror de ir solo en el ascensor de su edificio. Decía que de vez en cuando, la puerta se abría arbitrariamente en el piso 3 y un duende lo esperaba allí sentado en la escalera. Otro primo aseguraba haber visto caminar a un diente de león: es decir, la flor tenía brazos, piernas y el deseo de dirigirse a un punto específico. Por mi lado, de niña guardaba las cajas de Super Cherry. Tenía un cajón lleno. Cuando éstas fueron descubiertas por mis primos y hermana y fui cuestionada sobre la naturaleza de la colección, revelé la verdad: Super Cherry había anunciado que regalaría una cantidad pantagruélica de chicle a los poseedores del número ganador que venía en la solapa de las cajas cuadradas. Sobra decir que nadie había escuchado de tal promoción. Nadie. Nunca. No sé si llamarlo delirio, obsesión, fantasía… Y esa es una de las razones por las que quizá nos resulta tan extraña la infancia: la línea que divide la fantasía de la realidad empieza a existir cuando le da la gana. Y esto es, si le da la gana. La niñez no es lo opuesto a la adultez, sino a la realidad. Nos tira abajo todo el edificio estructural, todo aquello por lo que trabajamos, todo lo que nos interesa y por lo que perdemos el tiempo y la vida. La vida adulta tiene tan claros sus propósitos y procesos que más que “entrar a ella”, nos hundimos en la gravedad de su molde. Y si no lo hacemos, la más mínima variación tiene una etiqueta, una respuesta apropiada, una designación en el catálogo DSM y una receta esperando en el consultorio del terapista más cercano.

Firestarter
La amiga que nunca faltó a tus parrilladas.

¿Qué significa la niñez para un adulto? ¿Qué significa la niñez para los niños? ¿Qué significa ser adulto para un niño?

Los niños han sido tratados más como dispositivos narrativos que como personajes. Son roles: “la hija”, “el nieto”, “la prima que vive fuera”, “el hermano peleón”. O son metáforas: “el niño por nacer de Children of Men”, “el bebé de 2001”. Son arquetipos, son tropos, son deus ex machina. Son receptores pasivos de la historia. O son genios, o son malignos. (A veces, ambos). Sirven para explicar algo, para ilustrar un punto. Es decir, están al servicio de los adultos. Con esto, les negamos la posibilidad de un mundo interior propio (que es lo que la educación tradicional suele hacer con ellos, de todos modos…) Les negamos hacerse cargo de sí y de sus vidas y deseos. Son pocos los autores que han podido hablar de los niños de forma honesta. Hayao Miyazaki es uno de los grandes poetas visuales de la niñez.

Gracias a la ayuda de los tertulianos que comentaron en el grupo de FB, aquí hay un listado incompleto (que completaremos en la Tertulia, por supuesto, antes de cambiar a cualquier tema sin ninguna relación con éste) de niños famosos, populares, históricos, mitológicos, fantásticos y metaficticios:

¿Por qué nunca invitas a tu amigo Damián?
¿Por qué nunca invitas a tu amigo Damián?
  • Rómulo y Remo
  • Pinocho
  • Zezé Vasconcelos (Mi planta de naranja lima)
  • Damián (La Profecía)
  • Peter Pan
  • Wesley Crusher, a.k.a. “el niño” (Star Trek: TNG)
  • Mowgli (El libro de la selva)
  • Harry Potter
  • Ender Wiggins (El juego de Ender)
  • Alicia (Alicia en el País de las Maravillas)
  • Chucky (no sé si era niño, ¿era niño?)
  • Matilda
  • Chihiro y otras protagonistas de animes de Miyazaki (Kiki, Ponyo, Mononoke)
  • Los Goonies
  • Bastián y Atreyu (La historia sin fin)
  • D.A.R.Y.L.
  • Charlie McGee (Firestarter)
  • Elliot (E.T.)
  • Telémaco (La Odisea)
  • Link (La Leyenda de Zelda)

Algunas categorías clásicas de la niñez en la literatura:

Dubi du. Quiero ser como tú. Sin deberes, sin horarios, sin ropa...
Dubi du. Quiero ser como tú. Sin deberes, sin horarios, sin ropa…

Niños salvajes: desde los fundadores de Roma, Rómulo y Remo, hasta la hija del Jefe O’Brien en el universo Trekkie del siglo 24.

Coming of age o Bildungsroman: desde el Lazarillo hasta Ender Wiggins. El bildungsroman es la novela de formación, a veces habla del coming of age o el paso a la vida adulta. El personaje, como todo personaje clásico, sufre una transformación al final, pero a los niños rara vez les permitimos experimentar un cambio que no sea “madurar”, es decir, crecer, convertirse en adultos…

Finalmente, el registro más exhaustivo e impresionante que encontré está en TV Tropes. Una búsqueda de términos relacionados a la niñez nos da una idea de la omnipresencia del niño como dispositivo narrativo: hay 143000 entradas del término “boy“, 99300 entradas en “child“, 152000 en “kid“, 94800 en “children” y 229000 resultados en “girl“.

Y aún hay mucho por hablar. Solo espero, en nombre del Divino Niño, que no se les ocurra mencionar al “niño interior” o a los “niños índigo”.

Coordenadas en formación

Cuándo: El sábado 25 de enero a las 17h00.
Dónde: En nuestra sede, Estación LibroAbierto: Malecón de Entre Ríos, mz. H #17, entrada lateral, frente al edificio Relax. Les dejo aquí el mapa, para los que saben ubicarse con tales artilugios.
Quiénes: Adultos. Niños bien comportados.
Por qué: Porque la vida social nos mantiene jóvenes.

Live long and prosper!

Anuncios

3 comentarios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s